Como hacer aceite de almendras

Como hacer aceite de almendras

Para hacer aceite de almendras necesitas muy pocos ingredientes. No necesitas mucho tiempo y el resultado es increíble. Atrévete a hacer tu propio aceite de almendras casero.

Como hacer aceite de almendras

Ingredientes:

  • 300 gramos de almendras dulces sin tostar (preferiblemente orgánica)
  • Una cucharada de aceite de oliva virgen extra

Con 300 gr de almendras dulces puedes obtener aproximadamente 75 ml de aceite. Con un kilo de almendras se obtiene un vaso de aceite. Cuantas más almendras uses mas aceite puedes obtener.

Utensilios:

  • Una licuadora
  • Un frasco de vidrio hermético
  • Un tamiz, un colador o una gasa

Pasos:

  1. Asegúrate de que las almendras que has comprado son frescas y de buena calidad (que provengan de la agricultura ecológica). Colócalas secas en la licuadora que debe estar limpia y seca previamente.
  2. Debes moler las almendras a baja velocidad e ir aumentando la potencia progresivamente. Si mueles las almendras a alta velocidad desde el principio la fusión se hará más complicada.
  3. Haz una pausa cada vez que veas que las almendras se amontonan en forma de esfera. Debes desmenuzar esa esfera y seguir moliendo. Puede que tengas que repetir este paso varias veces hasta que se cree una masa.
  4. Agrega la cucharada de aceite de oliva virgen extra cuando se haya creado una masa homogénea (cuando no se creen esferas). Esto acelerará el proceso de mezcla. Puedes agregar una cucharada más de aceite de oliva si ves que la masa no se mezcla adecuadamente.
  5. Cuando consigas una mezcla homogénea pásala a un recipiente de vidrio hermético y déjalas reposar a temperatura ambiente dos semanas aproximadamente. Este tiempo será el suficiente para que se separe el aceite de la carne de las almendras.
    Verás que que la parte sólida queda en el fondo y el aceite por encima de ésta.
  6. Cuela el aceite a otro recipiente y listo para usar. Para aprovechar al máximo y no desperdiciar ni una gota de aceite puedes colocar la pasta en una gasa fina y estrujar hasta que salga todo el aceite. La pasta sobrante se puede usar en cualquier receta o incluso como mascarilla exfoliante.

Esta es una buena manera de conseguir todos los beneficios del aceite de almendras (link a subpagina) casero sin usar calor y consiguiendo un aceite sin refinar de buena calidad sin que sus nutrientes ni su sabor se pierdan por el proceso de obtención.